Lliçó moral.


by Picasso
Adela dedicó la mañana del lunes 6 de marzo a hacer una serie de recados para la empresa en la que trabaja. Uno de ellos era sacar 2.100 euros de un banco en ingresarlos en otro. Retiró el dinero en la sucursal del Banco Popular en Grado, un pueblo de Asturias de 10.000 habitantes a 20 kilómetros de Oviedo. "Unos 45 minutos después de sacar el dinero me di cuenta de que había perdido el sobre. Llamé al banco y no sabían nada. Empecé a buscarlo como una loca. Me preocupé muchísimo", dice a Verne por teléfono. No tardó en sentirse mucho mejor gracias a Radu Buliga, la persona que encontró su sobre en la calle.
Este hombre de 46 años vive en Grado desde hace cuatro. Llegó a España en 2004 procedente de Rumanía. Vive del dinero que le dan los vecinos de Oviedo, donde acude cada día en tren para pedir limosna. "Iba por la calle en dirección a mi casa cuando vi el sobre. Lo cogí y vi que estaba lleno de billetes de 50 euros. Lo primero que pensé fue en devolverlo. No me lo quise quedar en ningún momento", dice a Verne vía telefónica. La historia ha trascendido después de aparecer en medios asturianos como La Nueva España o Grado Noticias.
Emilio Sánchez Hidalgo, ¿Devolverías 2.100 euros que encontrases en la calle? Radu lo ha hecho en Asturias, Verne. El País 06/03/2018

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

The End.