Cíborgs, mortals jugant a ser déus?





La historia de Neil Harbisson es cada vez más conocida. Sus ojos solo registran el blanco y negro, así que se implantó un dispositivo en el cerebro capaz de traducir los colores en sonidos. Desde entonces, es capaz de escuchar los colores. Por eso se le considera el primer cíborg reconocido oficialmente por un gobierno (en realidad Reino Unido le permite aparecer en la foto de su pasaporte con la antena de su cabeza).

El alemán Enno Park se ha incrustado en el cerebro dos caracoles artificiales, como los pequeños huesos que tienen nuestros oídos. Ha derrotado así a la sordera con la que nació. Y el biohacker Tim Cannon se instaló bajo la piel un aparato para registrar los datos de su cuerpo.

Los tres son creadores de fundaciones cíborg y representan a un grupo de personas que "pretenden diseñarse a sí mismos sin esperar a la evolución", define el director. Cada vez son más y tienen ya sus propios Juegos Olímpicos, pero generan un debate ético. ¿Son mortales jugando a ser Dios?
Héctor Llanos Martínez, Así viven los cíborgs entre nosotros, El País 11/03/2018

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.