"La democràcia és un espai de dubte" (Daniel Innerarity)



Una de las mejores definiciones de la democracia que hay es la de Lefort, para quien la democracia es la institución que corresponde a una sociedad en la que se ha experimentado la disolución de las referencias de la certidumbre: no hay una garantía última de nuestros juicios. Lo cual no significa que no se pueda mejorar y no podamos avanzar. Vivimos en un mundo en el que no hay una autoridad indiscutible, no hay una instancia final. No tenemos un saber absolutamente seguro a partir del cual tomamos nuestras decisiones. Esa falta de esa instancia final es una propiedad de nuestra vida democrática. 

Hay muchos procedimientos en la vida política que deben su valor a que el resultado está abierto e indeterminado. Pensemos una reforma constitucional en la que ya estuviera todo decidido de antemano. Pensemos una negociación entre el partido A y el partido B con todo previsto. Pensemos un debate parlamentario en el que entramos ya sabiendo lo que vamos a votar, que es lo que sucede la mayor parte de las veces, pero sin haber entendido o escuchado nunca la opinión de los otros. Eso es, desde el punto de vista democrático, muy empobrecedor. Siempre he pensado que los parlamentos son sitios donde uno debería modificar la identificación de sus intereses. Probablemente no hasta el punto de cambiar de opinión de manera radical, por supuesto, pero si no fuera así podríamos sustituirlos por centralitas telefónicas.

Daniel Gascón, entrevista a Daniel Innerarity: "Tratar con gente que no piensa como nosotros impide que nos volvamos locos", Letras Libres 08/03/2018

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.