Smith, egoisme i sentiments morals.


Adam Smith


Adam Smith consideró que la sociedad civil se sostiene por medio de la economía de mercado.

Smith pensaba que tenían que existir unas leyes ciertas que proporcionaran un sentido al funcionamiento de la sociedad. Este pensador llamaba a la virtud simpatía, ya que es lo opuesto al egoísmo. Y la empatía surge de la generosidad del carácter.

El sabio británico del siglo XVIII reconoce abiertamente que los actos humanos están impulsados en gran medida por el deseo de riqueza. Por tanto, es necesario que sean respetadas una serie de reglas morales que, en realidad, son confirmadas, por su gran valor, desde un planteamiento que deriva de la propia experiencia humana.

Smith está convencido de que las hipótesis son lo fundamental en la metodología del descubrimiento científico. Desde la perspectiva conceptual de en el siglo XVIII se vivía en una sociedad de comerciantes que había superado el viejo y anacrónico estado feudal y que con la expansión del derecho de propiedad había producido un cierto aumento de la prosperidad para una parte de la población.

Indudablemente, Smith estima que la generosidad y la solidaridad compasiva son la expresión de una vida compartida y fundamentada en la virtud.

José M. López García, La teoría del valor, El Diario de tenerife 18/06/2017

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.