L'ús del mòbil i reducció de l'atenció.



Imagínese que está conduciendo y coge el móvil para contestar un mensaje con un simple OK. Esos pocos segundos en los que desarrolla esa acción son suficientes para distraer su mente y desconectarla de la carretera, según una investigación de la Universidad de Iowa. El equipo del experto en neurociencia y cognición Shaun Vecera utilizó experimentos computadorizados para simular esa situación: rastrearon el movimiento de los ojos mientras diferentes personas respondían a preguntas de verdadero o falso. Se observó que aquellas que contestaron —algunos individuos no tenían que responder— tardaron el doble de tiempo en reconocer un nuevo objeto que les saltaba en una pantalla.

Joana Oliveira, La ciencia explica por qué usar el móvil y conducir a la vez es mala idea, El País 05/06/2017

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.

Nòmades.