Raons per a continuar lliutant.


En Tantos tontos tópicos, Aurelio Arteta cita una historia que cuenta Norman Manea. Preguntan a un rabino: “¿Por qué continúas predicando, si sabes que no puedes cambiar a los malvados?” Y su respuesta es: “Para no cambiar yo”. Podríamos parafrasear: ¿por qué continuamos luchando, si sabemos que probablemente no podremos detener a quienes destruyen el mundo? Y contestaríamos: para no ser destruidos nosotros mismos –y para no autodestruirnos.

Jorge Riechmann, ¿por qué continuamos luchando ...?, tratar de ayudar, tratar de comprender, 20/05/2012

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.