Què mou a la dreta nordamericana actual?


El crecimiento del conservadurismo estadounidense se puso en marcha en respuesta al éxito de la era de los derechos civiles en los sesenta y al triunfo de la integración sobre la segregación. Los republicanos, que habían estado fuera del poder desde la década de los treinta, apelaron directamente a los blancos que se sentían inseguros o incómodos con la integración como parte esencial de sus políticas emergentes. Su estrategia política fue conocida como la “Estrategia Sureña”, que buscaba, y lo logró, integrar a sus filas a los miembros racialmente menos tolerantes de entre los demócratas. Su estrategia económica –menos impuestos, menos gobierno y acusar a los demócratas de “gravar y gastar”– era su manera de decir que los demócratas se llevaban “tu” dinero y se lo daban a “ellos”, una clase indigna que daba la casualidad de que estaba compuesta por afroamericanos. Su política exterior –un intenso anticomunismo– también era fundamentalmente una manera de explotar el miedo –apropiado o no– que provocaban las amenazas extranjeras.

Guiados por Ronald Reagan y Newt Gingrich, los republicanos usaron esta nueva fórmula para romper el dominio del liberalismo demócrata en el país, ganaron la presidencia en 1980 y terminaron en 1994 con sesenta años de control demócrata en el Congreso. (...)

El ascenso del Tea Party en 2010 y la incorporación de Paul Ryan, un líder intelectual de una nueva derecha todavía más reaccionaria, a la campaña de Romney dejaron claro que la resistencia y el miedo a la modernidad están en el corazón del Partido Republicano actual. Lo que anima y une a la derecha en 2012 es la búsqueda de un gobierno más pequeño y menos impuestos, un perspectiva que no es distinta de los argumentos de “gravar y gastar” de décadas pasadas. El dúo Romney-Ryan ha pedido la eliminación de todos los impuestos a ingresos por inversiones, menos impuestos para los estadounidenses ricos y cortes severos a todos los programas que benefician a la clase media o a quienes aspiran a llegar a ella. La única parte del gobierno que recibiría un aumento en sus fondos sería el Departamento de Defensa, aun cuando Estados Unidos gasta en defensa más que todas las naciones del mundo combinadas.

Simon Rosenberg, ¿Avance o retroceso?, Letras Libres, Octubre 2012
http://www.letraslibres.com/revista/dossier/avance-o-retroceso

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

Freud: la geneologia de la moral.