Culpabilitzar a la ciutadania.


He repasado algunos de los discursos de fin de año de los líderes europeos: en todos ellos se afirma que nunca se ha disimulado la gravedad de la situación y que siempre se seguirá diciendo la verdad por dura que sea, que los deberes son tan importantes como los derechos, que todos tenemos la obligación de cumplir nuestros compromisos y que se ha vivido por encima de las posibilidades y que ahora hay que pagar la fiesta con sacrificios. Lugares comunes que solo confirman que el poder siempre se ejerce sobre la base de la culpabilización de la ciudadanía, fundamento de la servidumbre voluntaria, y que, como decía Walter Benjamin, el capitalismo es una peculiar religión que culpabiliza y no ofrece ninguna salida expiatoria. La deuda es la figura que ata al ciudadano a la culpa. Por eso la austeridad es un anestésico social tan eficaz.

Josep Ramoneda, Sobre el sentido de los ajustes, El País, 03/01/2011
http://www.elpais.com/articulo/cataluna/sentido/ajustes/elpepiespcat/20120103elpcat_5/Tes?print=1

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

"¡¡¡Tilonorrinco!!! ¡¡¡Espiditrompa!!!"