Cultura i intel·ligència no mesclen bé.







Hay una idea de la cultura que arraiga "en lo que se podría denominar inconsciente social, este vasto depósito de instintos, prejuicios, credos, sentimientos, opiniones apenas formados y supuestos espontáneos que subyace a nuestra actividad cotidiana y que rara vez cuestionamos. (...) La ideología contamina gravemente a la cultura y a la inteligencia. la ideología, la cultura y la inteligencia son tres cosas muy distintas pero que se imbrican y afectan mutuamente, y casi siempre a mayor dosis de una, menor de la otra. la ideología no se quiere bien con la inteligencia, provoca "un descanso inexplicable de la temperatura intelectual".

Manuel Arranz, ¿A quién le importa la cultura?, Claves de Razón Práctica nº 256 Enero/Febrero 2018

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

The End.

El concepte porta ja una generalitat (Rafael Sánchez Ferlosio).