Entrades

S'estan mostrant les entrades d'aquesta data: febrer, 2018

Religió i decadència (Michel Onfray)

Imatges
“La civilización judeocristiana europea se encuentra en fase terminal”, proclama Michel Onfray en   Decadencia , el segundo volumen, y hasta ahora el último publicado, de   Breve enciclopedia del mundo   (Los otros dos son   Cosmos   y   Sabiduría , aún pendiente de publicación). “La potencia de una civilización casa siempre con la potencia de la religión que la legitima. Cuando la religión está en fase ascendente, la civilización lo está igualmente; cuando se encuentra en fase descendente, la civilización decae; cuando la religión muere, la civilización fallece con ella. El ateo que soy ni se ofusca ni se alegra por ello: lo constato, como lo haría un médico con una descamación o una fractura, un infarto o un cáncer”. Un edificio, según Onfray , simboliza la enfermedad terminal de esta civilización: la Sagrada Familia, que descubrió a finales de los ochenta, en una visita a Barcelona tras sufrir un infarto. “No hemos sido capaces de construir esta catedral”, explica el autor

Per què creiem en coses rares.

Imatges
... el profesor Shermer plantea una interesante conjetura sobre la razón de nuestras creencias y nuestras supersticiones. Sintetizada, la tesis es la siguiente: en nuestra historia evolutiva desarrollamos la habilidad de establecer modelos y relaciones de causalidad. Los más habilidosos en relacionar eficazmente las causas con los efectos, como detectar que una determinada planta venenosa daña el organismo, sobrevivieron. Somos sus descendientes y como ellos, necesitamos establecer patrones de regularidad y relaciones de causalidad. Pero nuestros cerebros no siempre son eficaces en establecer correctamente estas relaciones. Así, según el Dr. Shermer , nuestro cerebro contiene una especie de modulo general que es el fundamento de nuestro aprendizaje y al que denomina “motor de creencias”. El mismo genera dos tipos de errores cognitivos como es la creencia en un enunciado falso y el rechazo a un enunciado verdadero. Pero, también genera dos tipos de aciertos cognitivos como n

Camí cap a un món sense patiment.

Imatges
Este manifiesto delimita una estrategia para erradicar el sufrimiento en toda la vida sintiente. El proyecto abolicionista es ambicioso, poco convincente, pero técnicamente posible. Es defendido aquí en suelos éticos utilitaristas. La ingeniería genética y la nanotecnología permititán al   Homo Sapiens   descartar el legado de nuestro pasado evolutivo. Nuestros sucesores post-humanos reescribirán el genoma vertebrado, re-diseñarán el ecosistema global y abolirán el sufrimiento a través del mundo viviente. ¿Por qué existe el sufrimiento? Las rutas metabólicas del dolor y el malestar evolucionaron sólo porque sirvieron a la capacidad inclusiva de nuestros genes en el ambiente ancestral. Sus fealdades pueden ser reemplazadas por un motivante nuevo sistema basado completamente en gradientes de bien estar. La felicidad tan larga como la vida con una intensidad que ahora es fisiológicamente inimaginable puede convertirse en un estado de salud mental heredable. Se presenta un esbozo de c

Maite Larrauri parla sobre Foucault (vídeo).

Imatges

Adolescència i conductes de risc.

Imatges
En 2009,   una investigación de la Universidad Temple , en Philadelphia, llevó a cabo una versión del experimento con el que abrimos este artículo: pidió a voluntarios adolescentes que se sometiesen a un escáner cerebral a la vez que jugaban a un videojuego en el que conducían un coche que pasaba por la enervante cantidad de 20 semáforos en 6 minutos. Algunos de ellos comenzaban a acelerar con la luz en ámbar mientras otros esperaban a que se pusiese en verde. A veces acelerar antes salía bien, pero otras terminaba en un accidente. Los investigadores observaron que cuando los chavales jugaban a solas, asumían el riesgo de tener un accidente con la misma frecuencia que los adultos. Pero cuando se les decía que sus amigos les estaban viendo jugar desde la habitación de al lado, lo hacían con mucha más frecuencia.   En otro experimento parecido , los chavales asumían muchos menos riesgos cuando se les decía que quien les estaba viendo jugar desde la sala contigua era su madre.

El fracàs demòcrata i les polítiques de la identitat.

Imatges
Pero, ¿qué son exactamente las “políticas de identidad” a las que apunta Mark Lilla ? Una definición provocativa, pero a la vez clara es la siguiente: son un   reaganismo de izquierdas . En   The once and the future liberal   el autor defiende que ha habido dos grandes corrientes políticas en Estados Unidos en el siglo pasado: la de Roosevelt y la de Reagan. La de Roosevelt apelaba a una concepción política y común de los americanos, donde el esfuerzo conjunto entre ciudadanos y Estado levantó al país después de la depresión económica del 29 y derrotaría el fascismo en la Segunda Guerra Mundial. Aunque Roosevelt murió en 1945, su visión continuó con los posteriores presidentes, tanto demócratas como republicanos, explica Lilla . El cambio se produjo con una nueva idea nacional que ha dominado la política americana hasta ahora: la doctrina de Reagan, es decir, una visión antipolítica de la sociedad estadounidense, donde los objetivos y el enriquecimiento individual tienen priorid

Gramsci i el desenvolupament d'una nova visió del món.

Imatges
Ni “misticismo histórico” (la revolución como fulguración milagrosa), ni determinismo económico (el hundimiento económico desencadena el proceso revolucionario), Gramsci propone reimaginar la revolución como “guerra de posiciones”. El rasgo clave de la guerra de posiciones es la afirmación y el desarrollo de una   nueva visión del mundo . En cada gesto de la vida cotidiana hay una visión del mundo implícita. El proceso revolucionario consiste en difundir una nueva visión del mundo (y por tanto otros gestos) que vacía y desplaza poco a poco el poder de la antigua. Es lo que Gramsci llama “construcción de hegemonía”: no hay poder sin hegemonía, sin control sobre los gestos de la vida corriente. Sería un poder sin legitimidad, reducido a pura represión, al miedo. A la toma del poder le debe preceder, concluye Gramsci, una “toma” de la sociedad civil. Para ilustrar esta otra idea de revolución, Gramsci recurre al ejemplo de la Revolución Francesa. Su mirada contrasta con la de Aren

Escola i revolució.

Imatges
El Roto En los trabajos del historiador Bronislaw Baczko sobre las utopías pedagógicas de la Revolución Francesa, podemos encontrar algunos desarrollos empíricos concretos a los análisis de Arendt. Aunque la mayoría de proyectos educativos revolucionarios sólo se pusieron en práctica con posterioridad (y con las mil limitaciones y contradicciones que impone lo real a los sueños), las utopías pedagógicas nos dan a ver muy claramente cuáles y cómo eran las imágenes revolucionarias en acción entonces. ¿Cuál es el mayor desafío de la Revolución? La revolución es ruptura y discontinuidad radical, pero para persistir, reproducir y durar tiene la necesidad de crear “un pueblo nuevo”, un pueblo completamente emancipado del peso del pasado. El objetivo principal de la Revolución es “formar al Hombre nuevo para la Ciudad regenerada”. Hombres nuevos liberados al fin de los prejuicios, hechos a la medida del tiempo que se abre, modelados como arcilla por una potencia educativa considerada

Pensaments que ens impedeixen pensar.

Imatges
Dice el filósofo Gilles Deleuz e: “hay imágenes de pensamiento que nos impiden pensar”. Es decir, tenemos imágenes de lo que supone pensar (un esfuerzo de la voluntad, un trabajo académico) que bloquean el pensamiento. ¿Podríamos decir igualmente que hay “imágenes de cambio” que nos impiden cambiar? Imágenes de lo que supone el cambio (en este caso, social o político) que bloquean en la práctica el cambio mismo. Estas “imágenes” de que hablamos son modelos difusos, ideas preconcebidas. Organizan nuestra mirada: lo que vemos y lo que no, lo que valoramos y lo que no. Y tienen a la vez una función de orientación: nos ayudan a movernos en lo real, en lo que pasa (o nos desorientan, si no son adecuadas). Son al mismo tiempo lente y brújula. Hay imágenes de pensamiento que nos impiden pensar. Hay imágenes de cambio que nos impiden cambiar. Entonces, para pensar o cambiar, necesitamos dotarnos en lo posible de otro   imaginario : depósitos o semilleros de imágenes que organicen nues

Treball i economia de plataforma.

Imatges
La   economía de plataforma   es el modelo de negocio de la era digital y de él surgen las nuevas fábricas del siglo XXI. Más que producir, sirven de lugar de encuentro. Estas potentes plataformas tecnológicas ponen en contacto oferta y demanda con la diligencia de un jefe infatigable que, además, sabe en todo momento qué opinan los clientes, y qué hacen los empleados. Un jefe que tiene más información que el resto de los participantes en la transacción y que fija sus tarifas y condiciones. Srnicek incluye en esta categoría todo tipo de plataformas tecnológicas, también Google y Facebook, porque son espacios de intercambio y utilizan a sus usuarios para conseguir publicidad. Todo pasa por el ritmo eficiente de los algoritmos. Otro modelo que se incluye en esta larga lista son   las webs de   crowdworking . Éstas ofrecen pequeños trabajos, normalmente de traducción, redacción,   soft­ware   y diseño, a los llamados   microworkers   o   clic-workers , ya residan en Valencia,

Biaixos i prejudicis.

Imatges
Reconozcámoslo: somos subjetivos. Podemos llenarnos de mil y una justificaciones, pero en realidad la mayor parte de las veces nos movemos por criterios inconscientes. Tales sesgos nos hacen tomar decisiones sin fundamento —como considerar que los hombres están más cualificados que las mujeres para los puestos directivos o rechazar a alguien por su condición sexual—, lo que resulta bastante peligroso para el individuo en particular, y para la sociedad en general.   Los prejuicios nos llevan a excluir   a otras personas por el simple hecho de ser distintos, de no encajar en nuestros esquemas. Los prejuicios tienen un origen biológico: necesitamos velocidad para reaccionar ante el peligro. Nuestros ancestros tenían que hacerlo rápidamente y   sin tiempo de reflexión . Su pensamiento podría resumirse así: predador=peligro=corre. Aunque ahora no convivamos con animales salvajes, el mecanismo de asociación rápida sigue activándose ante ese miedo a lo desconocido que hace que margin

L'ésser humà, una espècie jeràrquica.

Imatges
Nos creemos diferentes al resto de los animales e inmunes a sus juegos de dominación social, pero lo cierto es que los humanos somos primates sociales muy jerárquicos y se nota. En cuanto estamos en grupo establecemos una competencia subterránea por establecer el orden jerárquico entre las personas presentes y luego lo seguimos sin darnos cuenta: no tratamos igual a las personas de rango ‘superior’ al nuestro que a las de rango ‘inferior’ según los códigos de primacía. Así, como demuestra un reciente estudio , ajustamos nuestro comportamiento al rango de quien tenemos enfrente, sin darnos siquiera cuenta. Por la cuenta que nos trae. De modo automático y casi inconsciente cambiamos nuestro comportamiento, que depende de nuestra posición social relativa con respecto al interlocutor. Por ejemplo el análisis recién publicado demuestra que tanto hombres como mujeres cuando están en una entrevista con alguien muy dominante (grande, ruidoso, seguro de sí) automáti

El transhumanisme i l'imperatiu hedonístic.

Imatges
“Un día tendremos pensamientos como puestas de sol”, escribe David   Pearce en su inquietante ensayo (El imperativo hedonístico) y luego nos cuenta que además de tener pensamientos magníficos, gracias a la intervención tecnológica del cuerpo nuestros descendientes vivirán en un mundo sin dolor donde el bienestar extremo será el estado natural de las personas, un radical bienestar alejado de la estupefacción que producen las drogas contemporáneas, pues irá ligado a un pensamiento extremadamente lúcido. Además el dolor va a erradicarse del planeta, igual que la mayoría de las enfermedades, asegura Pearce . De hecho el movimiento ya ha empezado, si se piensa en que hace doscientos años no había ni anestesia ni analgésicos y, desde la perspectiva transhumanista, el hedonismo colectivo que viene podría estar mucho más cerca si las compañías farmacéuticas, acobardadas por el puritanismo del establishment, introdujeran en sus píldoras elementos para procurar el placer y no solo para p

'Merlí', filosofia i televisió.

Imatges
Merlí es una serie de televisión que ha demostrado la capacidad de encontrar respuestas a asuntos cotidianos a través del pensamiento de grandes pensadores y gracias a un profesor entregado y empeñado en enseñar a sus alumnos a pensar, a cuestionarlo todo, a filosofar. Junto a Nemrod Carrasco , hablamos con el creador de la serie Merlí , Héctor Lozano y con Francesc Orella actor protagonista. http://www.eitb.eus/es/radio/radio-euskadi/programas/ganbara/detalle/5370059/entrevista-nemrok-carrasco-doctor-filosofia-asesor-serie-merli/

Màquines que ens ajuden a votar.

Imatges
La indecisión de muchos ciudadanos a la hora de votar ha sido una constante en la política catalana y española durante los últimos años. Tenemos más dudas que nunca y, a la vez, estamos más politizados. Una de las consecuencias de esta situación es que demandamos más y mejor información para poder decidir nuestro voto.   Pero también estamos más predispuestos a   encerrarnos en nuestros prejuicios   a causa de las burbujas informativas —aumentadas en los ecosistemas digitales— que refuerzan nuestros apriorismos y estigmas. Nunca tanta información había provocado tantas dudas y nos había hecho tan vulnerables a la   no-información . En este contexto, cobran importancia   herramientas como los orientadores de voto . Se trata de   webapps   que, a través de breves cuestionarios divididos por temáticas relevantes en una campaña electoral, ofrecen una ubicación bastante precisa del elector/a dentro del mapa político en cuestión.   En otras palabras, estas herramientas facilitan

Els nous revoltats.

Imatges
Lo que no consiguieron las otras mareas (educación, sanidad, agua…) —aunar el sentido de las protestas contra la gestión de la crisis que ha hecho el PP y contra su política distributiva en la recuperación— lo pueden lograr las que ahora se organizan con nueva intensidad: mujeres, pensionistas y precariado. Sus componentes son prácticamente los mismos que antaño aunque ordenados de otro modo. Son los ciudadanos que   José María Lasalle denominó “el proletariado emocional”   (Contra el populismo, Debate), los perdedores de una manera inarmónica de administrar los costes de la recesión y del crecimiento. Joaquín Estefanía , El proletariado emocional , El País 25/02/2018 https://elpais.com/economia/2018/02/25/actualidad/1519583132_339052.html?id_externo_rsoc=TW_CC

Filòsofs sota la pluja.

Imatges

Diferents, però iguals.

Imatges
¿No es cierto que en nuestras ciudades se protege la diversidad? Ah, amigo, ahí está una de las trampas que desvela Byung-Chul Han : diversidad es un concepto diseñado para satisfacer nuestra necesidad de autenticidad, pero ambos, diversidad y autenticidad, son solo envoltorios con una etiqueta sugerente. Marketing: “ La diversidad solo permite diferencias que estén en conformidad con el sistema" . Representa una alteridad que se ha hecho consumible. Al mismo tiempo, hace que prosiga lo igual con más eficiencia que la uniformidad, pues, a causa de una pluralidad aparente y superficial, no se advierte la violencia sistemática de lo igual. La pluralidad y la elección fingen una alteridad que en realidad no existe”, asegura el filósofo. Por otra parte, “el imperativo de autenticidad desarrolla una obligación para consigo mismo, una coerción a cuestionarse permanentemente a sí mismo, a vigilarse a sí mismo, a estar al acecho de sí mismo, a asediarse a sí mismo. Con ello intensi

La pitjor de totes les derrotes de l'esquerra: la socialdemocràcia.

Imatges
La peor de todas las derrotas de la izquierda -sostiene Sánchez-Cuenca - ha sido la de la socialdemocracia, que había supuesto   el gran compromiso   entre la superioridad moral y la conciencia intelectual del mundo real. La tesis del libro es que el gran tiempo de la socialdemocracia combinó la superioridad moral con una conciencia realista de qué puede ser transformado sin provocar peores daños. La socialdemocracia habría sido un histórico (y desgraciadamente fracasado) experimento de hacer compatible la sensibilidad a las injusticias y la sensibilidad a   l as estructuras reales de las sociedades . La avenida del neoliberalismo y la economía de la financiarización y globalización de la economía, reconoce, ha producido un nuevo contexto en el que la vieja socialdemocracia sustituyó su componente moral y comunitarista por una creciente sumisión a economistas y tecnócratas que eran absolutamente insensibles a los componentes morales de la izquierda y que terminaron comprando en

Indignació, interpretació i política.

Imatges
¿Cuáles son esas cosas en las que se han producido transformaciones sociales profundas, que indignan a buena parte de la sociedad y que no acaban de ser adecuadamente interpretadas? Yo las sintetizaría en tres procesos que son particu­larmente visibles en la sociedad estadounidense, pero que tienen manifestaciones muy similares en otras sociedades: una política degradada, que no es concebida como el ejercicio de las virtudes públicas, y que da la impresión de ser el oficio de un círculo cerrado de privilegiados que se dedican al ejercicio de la intriga; un modelo de capitalismo virtual acelerado que ofrece muchas oportunidades a algunos, pero que destruye ámbitos completos de empleo y que resulta literalmente insufrible para muchos trabajadores; y en tercer lugar, un dualismo también en referencia al fenómeno multicultural, celebrado idílicamente por quienes no experimentan más que sus beneficios, y temido en exceso por quienes lo viven en sus dimensiones más conflictivas. Dan

Cartografiar la política.

Imatges
El mundo está lleno de informaciones acerca de cómo conducirse en él: mapas, indicaciones, referencias, brújulas y otros sistemas cada vez más sofisticados nos indican dónde estamos, hacia dónde nos dirigimos y cuál es la naturaleza de los elementos con los que nos iremos encontrando en nuestro desplazamiento. Las cosas se complican cuando no se trata de espacios físicos sino políticos, en los que hay una dimensión de sentido e interpretación que es menos evidente e implica juicios de valoración: entonces lo que nos interesa son asuntos como saber en qué consiste la legitimidad, si algo es democrático, quién tiene la autoridad de decidir qué o a quién imputar determinadas responsabilidades. Hemos entrado en un tiempo histórico en el que todos estos asuntos se han vuelto especialmente controvertidos. La política ha entrado desde hace algún tiempo en una zona de señalización insuficiente como cuando un conductor se adentra en una ruta desconocida, en transformación o en lugares no