Entrades

S'estan mostrant les entrades d'aquesta data: març, 2014

Innovació, estafes i benestar.

Recordemos la forma en que hace unos años, justo antes del colapso de Lehman Brothers, el sector financiero se enorgullecía de su capacidad de innovación. Debido a que las instituciones financieras habían atraído a las mejores y más brillantes mentes de todo el mundo, uno no habría esperado nada menos. No obstante, al examinar esto de manera más detenida se hizo evidente que la mayor parte de dicha innovación implicaba idear mejores formas para estafar a los demás, manipular a los mercados sin ser descubierto (al menos, no durante un largo periodo) y explotar el poder de mercado. En este periodo, cuando los recursos fluían hacia este sector “innovador”, el crecimiento del PIB fue marcadamente menor al que se registraba anteriormente. Incluso en los momentos más propicios, el sector financiero no condujo hacia un aumento de los estándares de vida (con excepción de los estándares de vida de los banqueros), y con el tiempo condujo hacia la crisis de la cual ahora nos est

Freud i l'enfocament de dalt a baix.

Imatges
Sigmund Freud Lo nuevo de su enfoque era el intento de trabajar de abajo arriba y del interior al exterior. Freud trabajaba valiéndose de la introspección, que es mirar del exterior al interior. Para Freud el cerebro era una caja negra. Cuando él hablaba del funcionamiento inconsciente del aparato mental, añadía una advertencia para sus lectores: “Os ruego que no preguntéis de qué material está construido. No es un tema de interés psicológico. Ese asunto puede resultarle tan indiferente a la psicología como, por ejemplo, a la óptica la pregunta de si las paredes de un telescopio están hechas de metal o de cartón”. “No olvidemos”, advirtió Freud en una ocasión a sus seguidores, “que es de suponer que todas nuestras ideas provisionales en psicología un día se basarán en una infraestructura orgánica.” Pero los freudianos, y prácticamente todas las sectas cismáticas que rompieron con los freudianos, estudiaban la psique estrictamente de arriba abajo y del exterior al interior.

Un viatger al voltant de la psique humana.

Imatges
Un dels meus reportatges somiats -que tant de bo m'encarreguin algun dia- consisteix a viatjar pel món de divan en divan, començar a Buenos Aires i acabar a París. Estirar-m'hi, i des d'aquesta comodíssima posició, esbrinar quins assumptes es despleguen allà: una mica d'insomni i un altre de desamor, d'inseguretat o obsessió; i així poder acostar-me al baf que entela els vidres del gabinet quan apareix el fantasma del pare o es mata la mare, freudianament parlant. La psicoanàlisi és tremendament cinematogràfica: la seva penombra, la seva chaise longue amb un drapet per reposar el cap, els seus silencis. Quantes escenes hem contemplat de personatges que s'ajeuen d'esquena a l'analista i que inicien un monòleg, que alhora és una espècie de discórrer. I quina tirallonga d'acudits. "No es cregui que sóc com la perruquera, a qui se li expliquen els avatars de la setmana", em va dir en una ocasió una psicoanalista que exigia un esf

Tecnologies de la identificació.

Imatges
Gina Tost/Xavier Vidal ,  Quan nosaltres som la contrasenya,  Ara, 30/03/2014 El 1893 Sir Arthur Conan Doyle publicava el relat L’aventura de la capsa de cartró i posava en boca de Sherlock Holmes les següents paraules: “Watson, vostè és conscient, com a metge, que no hi ha part del cos humà que variï tant d’una persona a altra com l’orella. Cada orella és, per regla general, completament inconfusible i difereix de totes les altres”. Cent vint-i-un anys després, Descartes Biometrics ha publicat l’aplicació Ergo, que identifica l’usuari a través del patró de l’orella per desbloquejar els mòbils amb sistema Android. Els especialistes en biometria coincideixen que l’era complicada dels pins i les contrasenyes aviat serà escombrada per la senzillesa de l’autenticació mitjançant els ulls, els dits, les orelles, la veu, el cor o les venes de la mà. Segons explica Ramon Llorca, investigador i desenvolupador català de l’empresa especialitzada Ganetec, la identificació biomè

La societat neoliberal de l'apartheid (Grup Krisis)

Imatges
2. La sociedad neoliberal del apartheid «El bribón había destruido el trabajo, aun habiendo tomado el sueldo de un trabajador; ahora tendrá que trabajar sin sueldo, imaginando para sí mismo en la mazmorra la bendición del éxito y la ganancia [...] Tendrá que ser educado para el trabajo honrado como acto personal libre mediante el trabajo forzado.» Wilhelm Heinrich Riehl , El trabajo alemán, 1861 Una sociedad centrada en la abstracción irracional trabajo desarrolla necesariamente una tendencia al apartheid social, cuando el éxito en la venta de la mercancía trabajo se vuelve más una excepción que la regla. Todas las fracciones del campo trabajo, que abarca a todos los partidos, han aceptado hace tiempo secretamente esta lógica y colaboran con entusiasmo en la misma. Ya no discuten sobre si se empuja a los márgenes a partes cada vez más grandes de la población y se las excluye de toda participación social, sino sólo sobre cómo imponer esta selección. La fracción