Entrades

Les fases de la ciència segons Kuhn

Imatges
Según Kuhn, el conocimiento que no evoluciona según las siguientes cuatro fases , puede no considerarse científico:  Fase 1: Preciencia -El estado pre-paradigmático se refiere a un período antes de que se haya alcanzado un consenso científico. -Actividad desorganizada y diversa. -Debate constante sobre los fundamentos. -Tantas teorías como teóricos hay. -No existe una base de observación comúnmente aceptada. Las teorías en conflicto están constituidas con su propio conjunto de observaciones dependientes de la teoría. Fase 2: ciencia normal (en otras palabras: la ciencia suele ser estable) -Se establece un paradigma que sienta las bases para un trabajo legítimo dentro de la disciplina. El trabajo científico consiste entonces en la articulación del paradigma, en la resolución de los acertijos que arroja. -Un paradigma es una base convencional para la investigación; sienta un precedente. -Los rompecabezas que resisten las soluciones se consideran anomalías. -Las anomalías se toleran y no

L'atenció és un joc de suma zero.

Imatges
La atención es un juego de suma cero: si atendemos a una cosa desatendemos a todas las demás, es así como funciona nuestro cerebro. Para ver todo lo que hay en una escena deberíamos mirarla en plan contemplativo, sin fijarnos en nada en especial, sin contar pases ni nada por el estilo, y así veríamos el gorila. Pero de esa manera nos perdemos todos los beneficios de la capacidad de concentrarnos especialmente en algo. En definitiva, confiemos en la suerte de que -la mayoría de las veces- no detectar algo inesperado no tiene mayores consecuencias. Pablo Malo , Gorilas y hablar conduciendo , Evolución y Neurociencias 24/05/2014 https://evolucionyneurociencias.blogspot.com/2014/05/gorilas-y-hablar-conduciendo.html?spref=fb&fbclid=IwAR3tGUE8W-5na7J5UgOkuPdt5qGBa17NuNNWPw1WMr-F-ljgbRedljnqCbk

Mirar sense veure.

Imatges
Todos creemos que podemos ver lo que está delante nuestro, recordar con precisión acontecimientos importantes de nuestro pasado, comprender los límites de nuestro conocimiento, determinar de forma adecuada la causa y efecto de distintos sucesos –dicen los autores–. Pero estas creencias intuitivas a menudo están equivocadas y se basan en ilusiones que encubren las limitaciones de nuestras facultades cognitivas.  Miramos sin ver. Pensamos que deberíamos percibir cualquier cosa que esté delante pero de hecho apenas advertimos una pequeña porción de nuestro campo visual en cada momento. El cableado de nuestras expectativas visuales se encuentra casi por completo aislado de nuestro control consciente. De hecho, los conductores no ven a muchos motociclistas –y se los llevan por delante cuando doblan– porque no están esperando ver motocicletas. Cuando hablan por celular, los conductores reaccionan en forma más lenta que los semáforos, tardan en hacer maniobras evasivas y en general tienen men

La mentida moderna.

Imatges
L’any 1943, Alexandre Koyré denunciava la veritat que “no radica en la seva versió universal sinó en la seva conformitat amb l’esperit de la raça, de la nació o de la classe social”. I l’anomenava “la mentida moderna”. Les bases segueixen essent les mateixes però la potencialitat de l’engany no ha parat de créixer, encara que les formes puguin ser més suaus que a l’època en què escrivia el filòsof de la ciència que nascut a Rússia va fer carrera a França. La societat ha assumit amb tota naturalitat la mentida com a reclam de la publicitat de masses (ja sigui comercial o política) i a l’univers digital campa com vol amb tota impunitat. Tots sabem que la mentida és inherent a una espècie articulada sobre la voluntat de poder, tanmateix, de l'homilia del capellà a la missa de diumenge –principal mitjà de comunicació en aquestes terres durant molts segles– fins a la colonització digital dels nostres cervells hi ha una substancial mutació dels sistemes de construcció de veritat. Mai hav

Elits cognitives.

Imatges
En mi opinión, la élite cognitiva es un hecho inevitable, pero que puede y debe ser compensado. Es un hecho inevitable porque obedece a la misma metamorfosis del capitalismo, que está dejando de ser material (mercantilista e industrial) para pasar a ser inmaterial (cognitivo). Los índices que apuntan hacia aquí se pueden resumir en diez tesis: 1. El capital y el trabajo ya no son capaces de explicar por sí solos el actual capitalismo. 2. En los sectores más dinámicos de la producción, la creación de valor depende cada vez más del cerebro y menos de las manos. 3. El capital intelectual es la principal forma de capital productivo. 4. Las grandes empresas tecnológicas están compitiendo entre sí por acumular conocimiento. 5. La innovación tecnológica es inconcebible sin una élite cognitiva. 6. El peso creciente del conocimiento en la economía, modificaba las relaciones de la competencia internacional. 7. La competencia se centra hoy en el control de la producció

No hi ha éssers, només processos.

Imatges
No hay seres, no hay cosas ni objetos. No hay identidades. La lógica es una farsa. Sólo hay procesos. Esa fue la premisa radical del ciudadano Whitehead, escrupuloso con la ley y el orden. Se rebeló contra una idea que llevaba implantada en la civilización occidental desde Parménides. Una idea con la que se han vestido o disfrazado grandes filósofos, desde Aristóteles hasta Kant, pasando por Descartes, Spinoza o Russell . Del sujeto se podría decir lo que decía Oscar Wilde del santo, que sólo tiene pasado. Mientras que el pecador (el proceso) sólo tiene futuro. Los elementos fundamentales de lo real no son pasivos o inertes sino elementos de experiencia: la percepción y el deseo (idea que toma de Leibniz y comparte con Simone Weil). Con esa pareja, Whitehead dibuja una cosmología. Un mapa del mundo basado en la premisa fundamental de que todo el universo, de alguna manera, siente. Desde el átomo, capaz de absorber y emitir luz, hasta el cometa o la galaxia, que gira sobre sí misma y se

Un cop a la vida.

Imatges
No puedo hacer aquí otra cosa que remitir a a los primeros capítulos del “Discurso del Método”, obra admirable tanto desde el punto de vista filosófico como literario, que se lee de corrido  y que sigue  siendo la más fascinante vía  para  hacer inmersión en la filosofía.  En cualquier caso, lo que precede basta para entender que en esa duda, reflejo  de una decepción,  que embarga al joven Descartes, reside el soporte del pensamiento y proceder cartesianos, e incluso de todo pensamiento y de todo proceder filosóficos dignos del calificativo: “que para examinar la verdad, es preciso  dudar, en cuanto sea posible, de todas las cosas una vez en la vida”. Afortunadamente una vez en la vida dudó Descartes de todas las cosas. Y digo afortunadamente, a fin de resaltar el hecho de que sólo el espíritu atravesado por la duda  se halla en esa disposición singular que puede ser calificada de filosófica,  y cuya reivindicación es tanto más urgente cuanto que todas las razones que inducían a Desca