Canviar d'opinió.



Cambiar de opinión es una actitud vista demasiadas veces como un problema, casi como una traición a los principios, cuando en realidad la historia nos demuestra que, como en el caso de aquella vieja pelea al principio de nuestro mundo, es una virtud. Dudar, preguntarse, rectificar, dar vueltas, renunciar a la seguridad de la verdad, dejarse convencer por los argumentos del otro —o por lo menos sopesarlos seriamente— han evitado que algunos políticos cometan errores catastróficos, aunque hayan tenido que tragarse sus palabras —la propia formulación de esta expresión resulta siempre negativa—.

Guillermo Altares, Hasta Churchill asumió que estaba equivocado, El País 28/01/2018

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

Gonçal, un cafè sisplau

El concepte porta ja una generalitat (Rafael Sánchez Ferlosio).