La revolució tecnològica comença a Espanya.

 http://blogs.publico.es/eureka/files/2013/04/bota-4col.jpg


 Bota – Botijo – Porrón
¡Viva el vino! La BOTA surgió ante la necesidad de contar con un recipiente que resultara fácil de transportar y lo mantuviera en una temperatura estable. Elaborado mediante el tratamiento del cuero, ofrece un orificio de salida, con el que es posible beber con facilidad. El BOTIJO, cuyo ejemplar más antiguo data de la Edad del Bronce, es un recipiente de barro cocido que permite conservar el agua fresca y beber a través de un pitorro, mientras el aire entra a través de la boca por donde se rellena el agua. El PORRÓN, una modificación del anterior, es una botella de cristal con dos tubos: uno para la entrada del líquido y el aire y otro para la salida del líquido, que generalmente es vino.

futbo

Futbolín de dos piernas – Alejandro Finisterre – 1937
Aunque los orígenes del futbolín son ingleses y se registraron diferentes patentes en Inglaterra, Francia, Alemania, Italia, Suiza e incluso EEUU, desde finales del siglo XIX, la patente española de 1937 es singular, ya que es la única en incorporar dos piernas separadas por cada jugador en la mesa. Ingenio del gallego Alejandro Finisterre, que aseguraba que se le ocurrió la idea al ver a niños heridos durante la Guerra Civil en los hospitales, que no podían jugar al fútbol, no pudo materializarlo al tener que exiliarse a Francia, perdiendo los papeles de la petente en el camino.

fregona

Fregona con cubo escurridor – Manuel Jalón Corominas – 1957
Aunque desde principios del siglo XX se patentaron diferentes ideas para elementos de fregado del suelo, mediante paños y sistemas de escurrir, no fue hasta 1964 cuando el ingeniero de La Rioja, Manuel Jalón Corominas, modificó el clásico trapo con cubo metálico y rodillos para escurrir, dándoles la forma de lo que hoy conocemos como ‘fregona’: una mopa que organiza sus hebras de una forma redonda y que se escurre en un sistema en forma de cono añadido al extremo del cubo. Y se acabó el fregar los suelos de rodillas.

chupa

Chupachús – Enric Bernat – 1958
Recibe diferentes nombres allá donde se comercialice. Es una bola de caramelo duro de uno 3 centímetros de diámetro, a la que se incrusta un palo para poder comerlo con mayor comodidad. El invento se le atribuye a Enric Bernat que en 1958 tuvo la idea tras comprobar que los niños que comían caramelos se los sacaban contínuamente de la boca. El eslogan del producto acabó convirtiéndose en una empresa multinacional: “Chupa Chups”. Dos detalles destacables: en 1995 se comió el primer Chupa Chups en el espacio; cada día se consumen cerca de 12 millones de estos dulces.

Eureka. Que no inventen otros, Inventos españoles que cambiaron el mundo II, Público, 07/03/2013

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

The End.

"¡¡¡Tilonorrinco!!! ¡¡¡Espiditrompa!!!"