Principals caracterísitiques del realisme polític.





La relevancia del Realismo político es atemporal y que ha constituido un bloque de pensamiento fundamental para el análisis de la vida en sociedad del ser humano. Por lo que, a continuación, me permito presentar un breviario acerca de las principales características de esta rama de la Filosofía política.

  • El ser humano es egoísta por naturaleza: de acuerdo con esta premisa, a nivel biológico, el ser humano está diseñado para ser principalmente individualista. Los intereses propios son los que dictaminan la mayor parte de nuestro comportamiento. Hobbes afirmó que el ser humano se mueve de acuerdo con sus gustos, necesidades o amenazas. En este sentido, es el interés individual el que dictamina nuestras acciones.
  • El estado natural del ser humano es el de la guerra permanente: cada ser humano debe relacionarse con otros seres humanos, pero —al ser egoísta y tener intereses— se enfrenta a otras personas que se oponen a su deseo. En este sentido, surge la frase «el hombre es el lobo para el hombre». Esta sentencia se refiere a que, en la cadena alimentaria, el ser humano solo puede ser depredador de su propia especie porque no existe un ser superior en inteligencia. A pesar de esta lucha, el ser humano debe convivir con otros seres humanos para satisfacerse así mismo. Debido a esto, el Realismo político es francamente pesimista.
  • Se necesita de un Leviatán (o poder absoluto) para poder garantizar la supervivencia de la especie y su desarrollo: Hobbes declaraba que, debido a la naturaleza hostil de las personas, era necesaria una autoridad reguladora de su comportamiento. La solución que proponía era la creación del soberano para, mediante un contrato social, corregir el estado permanente de guerra general.
  • La figura del soberano no cambia la naturaleza humana: Hobbes afirma que la naturaleza humana está condenada a seguir siendo la misma, por lo que la figura del Leviatán (soberano) no cambiaría esta condición, pero sí la limitaría por miedo a las repercusiones del castigo. En este aspecto, el contrato social de Hobbes se fundamenta en ceder parte de la libertad individual al soberano para la autoconservación y el desarrollo relativamente pacífico de las sociedades.
  • El modelo político óptimo defendido por Hobbes es la monarquía absoluta:Hobbes escribió su obra maestra, Leviatán o la materia, forma y poder de un Estado eclesiástico y civil, en el siglo XVII. En aquella época, la monarquía absoluta representaba la forma más eficiente para mantener el orden social. Sin embargo, en la actualidad no hay un consenso entre realistas políticos acerca del modelo óptimo de gobierno. Pero se suelen sugerir modelos como el republicanismo, la democracia liberal o, inclusive, el de la democracia iliberal. El fin del Realismo político, en primera instancia, es el de garantizar supervivencia y orden social, para posteriormente poder desarrollarse. En este sentido, el modelo de gobierno es relativo, siempre que cumpla con estos objetivos fundamentales.
Héctor Hernández Álvarez, Hobbes y el realismo político: el mal en la naturaleza humana, filco.es 26/08/2022

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

Gonçal, un cafè sisplau

La ciència del mal (Simon Baron-Cohen).