Decret d'excomunicació de Baruch de Spinoza (1656)



"Los dirigentes de la comunidad ponen en su conocimiento que

desde hace mucho tenían noticia de las equivocadas opiniones y

errónea conducta de Baruch de Spinoza y por diversos medios y

advertencias han tratado de apartarlo del mal camino. Como no

obtuvieran ningún resultado y como, por el contrario, las horribles

herejías que practicaba y enseñaba, lo mismo que su inaudita

conducta fueron en aumento, resolvieron de acuerdo con el rabino,

en presencia de testigos fehacientes y del nombrado Spinoza, que

éste fuera excomulgado y expulsado del pueblo de Israel, según el

siguiente decreto de excomunión: Por la decisión de los ángeles, y

el juicio de los santos, excomulgamos, expulsamos, execramos y

maldecimos a Baruch de Spinoza, con la aprobación del Santo

Dios y de toda esta Santa comunidad, ante los Santos Libros de la

Ley con sus 613 prescripciones, con la excomunión con que Josué

excomulgó a Jericó, con la maldición con que Eliseo maldijo a sus

hijos y con todas las execraciones escritas en la Ley. Maldito sea

de día y maldito sea de noche; maldito sea cuando se acuesta y

maldito sea cuando se levanta; maldito sea cuando sale y maldito

sea cuando regresa. Que el Señor no lo perdone. Que la cólera y el

enojo del Señor se desaten contra este hombre y arrojen sobre él

todas las maldiciones escritas en el Libro de la Ley. El Señor

borrará su nombre bajo los cielos y lo expulsará de todas las tribus

de Israel abandonándolo al Maligno con todas las maldiciones del

cielo escritas en el Libro de la Ley. Pero ustedes, que son fieles al

Señor vuestro Dios, vivid en paz. Ordenamos que nadie mantenga

con él comunicación oral o escrita, que nadie le preste ningún

favor, que nadie permanezca con él bajo el mismo techo o a menos

de cuatro yardas, que nadie lea nada escrito o trascripto por él."

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

The End.

El concepte porta ja una generalitat (Rafael Sánchez Ferlosio).