L'artificial i la naturalesa humana.






El ser humano, ya lo hemos hablado muchas veces, se define por lo artificial. Su modo de sobrevivir más característico es la herramienta, el utensilio, el artificio, la máquina. Así, las manos son su adaptación por antonomasia: no son especialmente buenas para hacer nada, como lo serían las garras del tigre o las alas del pájaro, pero sin embargo, valen para hacer muchísimas cosas: son herramientas para hacer herramientas. Así, si el percutor y el bifaz fueron los instrumentos de los incipientes sapiens, los lenguajes de programación son los del hombre del XXI.

Santiago Sánchez Migallón-Jiménez, Reflexiones en torno a un bucle for, La máquina de von Neumann 12/02/2021

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

"¡¡¡Tilonorrinco!!! ¡¡¡Espiditrompa!!!"

The End.