La cultura del 'windowing'.




Estamos en un mundo fragmentado que se basa en abrir ventanas en un “suma y sigue” sin fin. Vivimos, pues, en una especie de impulso lúdico infinito. La cultura del windowing nos convierte, desde el prisma de Han, en eternos turistas hiperculturales sin ningún plan de viaje; ya no hay horizonte ni umbral que traspasar, solo turistas que abrimos y cerramos etapas en busca de un lugar alternativo que no ocupe espacio. Por muchas razones. Las más importante parece tenerla clara: no hay lugar de origen ni búsqueda de sentido vital. Al eliminar la alteridad (así se plantea también en su otro ensayo La expulsión de lo distinto) ya no existe el diálogo. No es posible el dia-logos si el logos ya es un hiper-logos. Por eso, el único valor que parece poder funcionar en esta hipercultura es la amabilidad.

Pablo Medel, El turismo hipercultural, Revista de Letras 14/09/2018
http://revistadeletras.net/byung-chul-han-el-turismo-hipercultural/?utm_source=dlvr.it&utm_medium=facebook

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

The End.

El concepte porta ja una generalitat (Rafael Sánchez Ferlosio).