La tetera de Russell






Si yo sugiriera que entre la Tierra y Marte hay una tetera de porcelana que gira alrededor del Sol en una órbita elíptica, nadie podría refutar mi aseveración, siempre que me cuidara de añadir que la tetera es tan pequeña que no puede ser vista ni por los telescopios más potentes. Pero si yo dijera que, puesto que mi aseveración no puede ser refutada, dudar de ella es de una presuntuosidad intolerable por parte de la razón humana, se pensaría con toda razón que estoy diciendo tonterías. Sin embargo, si la existencia de tal tetera se afirmara en libros antiguos, si se enseñara cada domingo como verdad sagrada, si se instalara en la mente de los niños en la escuela, la vacilación para creer en su existencia sería un signo de excentricidad, y quien dudara merecería la atención de un psiquiatra en un tiempo ilustrado, o la del inquisidor en tiempos anteriores.

Bertrand Rusell

https://www.xatakaciencia.com/psicologia/cuatro-maximas-generales-bertrand-russell-conquista-felicidad-que-no-deberias-olvidar-nunca?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A%20xatakaciencia%20(Xataciencia)&fbclid=IwAR08GT7tGKOJDG0s24ZnGsrAoSk12llZOhp61DBKBHY6jArIvbbimOLqbqg

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

"¡¡¡Tilonorrinco!!! ¡¡¡Espiditrompa!!!"

The End.