Mestres.





Se los ha convertido en entrenadores, en acompañantes y en controladores. Se ha descalificado al maestro: le dicen “tú no hace falta que sepas nada”, porque el alumno tiene que aprender a buscarlo todo en la red. Mi libro es una defensa radical de los maestros. Para mí, maestros, educadores sociales o enseñantes en general son aquella figura que encarna el aprendizaje en todo momento. Maestro es aquel que te enseña con su práctica, con su vida o con lo que te explica, que todos tenemos una relación con lo que sabemos y lo que no sabemos. Por lo tanto, el maestro sabe cosas y puede enseñar cosas… y a la vez, e inseparablemente, nos muestra todo aquello que no sabemos. El maestro es el que abre un vacío, el que deja un espacio. El que traza una trayectoria posible o hace una pregunta para descubrir. El maestro es el que nos permite ser en este umbral entre el saber y el no saber. Esto es lo que nos hace libres. El maestro hace del acceso al conocimiento la posibilidad de un atrevimiento: el atrevernos a no saber juntos. El maestro, como sabe, también sabe no saber. Y nos enseña a no ser seres pasivos, clientes consumidores y, a la vez, dominados por el miedo de la incertidumbre y de no saber.

Iolanda Parra y Sergi Picazo, entrevista a Marina Garcés: "Atrevámonos a no saber", elcritic.cat 13/01/2021

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

"¡¡¡Tilonorrinco!!! ¡¡¡Espiditrompa!!!"

El teorema de Tales.