Els quàlia.



En el último siglo, los filósofos han denominado cualia a esos “contenidos cualitativos de la consciencia” aunque es un concepto más o menos equivalente a lo que antes se había llamado “sensaciones”. La sensación de color verde, por ejemplo, es claramente algo muy distinto de los patrones de ondas electromagnéticas que reflejan los objetos verdes y que captan nuestras retinas. Pero también parece que es (que “tiene” que ser) algo radicalmente diferente de los patrones de conexiones sinápticas en los que, según una concepción exclusivamente materialista de la mente, debería consistir aquella sensación si no fuera más que un determinado proceso neurológico. Cuando observamos el cerebro de una persona (o de un animal) que está mirando algo de color verde, no observamos que las áreas de la corteza visual donde se procesan sus percepciones se tornen ellas mismas de color verde, ni que en las áreas de procesamiento suenen campanadas cuando el sujeto está escuchando una campana. Los cualia son completamente subjetivos en el sentido de que, aunque tengan lugar en mi cerebro, “mis” cualia solo puedo percibirlos yo. La cuestión, entonces, es la de qué papel causal podría desempeñar “lo subjetivo” en una naturaleza que, en principio, está formada única y exclusivamente por “hechos objetivos”. (111-112)
Jesús Zamora Bonilla, En busca del yo. Una filosofía del cerebro, EMSE EDAPP, S.L. 2018

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

"¡¡¡Tilonorrinco!!! ¡¡¡Espiditrompa!!!"

The End.