Filosofia pretenciosa.


Hace un tiempo, un pensador de este país con el que suelo estar de acuerdo en lo fundamental escribía, dirigiéndose imaginariamente a esos profesionales de la filosofía que gustan de atribuir la marginación de su disciplina en los planes de estudio al miedo cerval que ellos, con su presunta capacidad crítica, estarían infundiendo a los poderosos: "Infelices. No os temen. Simplemente ya no os necesitan".

Manuel Cruz, ¿Mosca cojoqué? Contra la pretenciosidad de la filosofía, El Confidencial 21/04/2018

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

"¡¡¡Tilonorrinco!!! ¡¡¡Espiditrompa!!!"

The End.