Percepció, estabilitat i model intern.



También es nuestro modelo interno lo que permite que el mundo exterior permanezca estable, aun cuando nosotros nos movamos. Imagine que se encuentra en un paisaje urbano que le encantaría recordar. Saca su teléfono móvil y filma un vídeo. Pero en lugar de sacar una suave panorámica de la escena decide mover la cámara exactamente como se mueven sus ojos. Aunque por lo general no se da cuenta, la mirada se desplaza unas cuatro veces por segundo, en unos movimientos espasmódicos llamados sacádicos. Si filmara así, no tardaría en descubrir que ésa no es manera de rodar un vídeo: al reproducirlo se daría cuenta de que al contemplar las bruscas sacudidas de la imagen se marea.
Pero en ese caso, ¿por qué el mundo parece estable cuando mira? ¿Por qué no parece tan espasmódico ni me produce náuseas como ese vídeo mal rodado? El motivo es el siguiente: su modelo interno se basa en la suposición de que el mundo exterior es estable. Sus ojos no son cámaras de vídeo: simplemente exploran para encontrar más detalles con los que alimentar el modelo interno. Usted no ve a través de las lentes de una cámara, sino que sus ojos recogen datos con los que alimentar el mundo que hay dentro de su cráneo. (73)
David Eagleman, El cerebro. Nuestra historia, Anagrama, Barcelona 2017

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

"¡¡¡Tilonorrinco!!! ¡¡¡Espiditrompa!!!"

The End.