Ciclisme i Etern Retorn.







Guillaume Martin se reconoce en Nietzsche, pero también en el pesimismo de Camus y en el existencialismo de Sartre, al que por cierto dibuja como director deportivo del equipo francés en su Tour imaginario.

"Me planteo el sufrimiento que puedo sentir durante la carrera o los entrenos como una puesta en práctica del concepto ‘nietzscheano’ del Eterno Retorno. Nietzsche nos dice: ‘imagina que cada placer y cada pena de esta existencia, cada alegría pero también cada tristeza, tengas que vivirlos y revivirlos en un número infinito de veces. Este pensamiento no solo tienes que aceptarlo sino también quererlo”.
Sufrir, ¿por qué y para qué?

“Con la práctica deportiva aplico este imperativo. Hay algunas carreras, algunos esfuerzos, que son tan difíciles que una vez terminados y en caliente, la tentación es decirse ‘esto, nunca más’. Pero hay que ser capaz de volver a ellos, a veces al día siguiente, y volver a experimentar ese dolor. Conseguirlo es una bella prueba de afirmación de la vida, a pesar de su sinsentido”.

En el libro también hay sitio para los estoicos: Martin acude a ellos cuando tiene que entrenar bajo la lluvia y recuerda uno de los principios de la escuela estoica, el que aconseja preocuparnos solo de lo que depende de nosotros mismos y no de los factores externos, como la lluvia, en este caso.

Javier Guiraldo, Guillaume Martin, un ciclista entre Sócrates y Nietzsche, sport.es 14/04/2021

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Percepció i selecció natural 2.

"¡¡¡Tilonorrinco!!! ¡¡¡Espiditrompa!!!"

The End.