La cosmogonia d'Anaximandre.

Anaximandre
Una cosmogonía es cualquier descripción o explicación de la creación del cosmos dada por los antiguos.

La de Amaximandro es quizás la primera cosmogonía griega no enteramente mitológica, esto es, que no se basa únicamente en una personificación de las fuerzas de la naturaleza que dé explicaciones sobre el origen del mundo en términos de los conflictos intestinos de estas fuerzas.

Dice Anaximandro

[Al principio no existía ni caliente ni frío sino una masa informe]. Al comienzo de este mundo lo que produce lo caliente y lo frío se separó y de ello nació una esfera de llamas en torno al aire que circunda la Tierra como la corteza en torno al árbol. Cuando esta esfera se rompió en trozos y se cerró en ciertos círculos se formaron el Sol, la Luna y las estrellas.

El orden del cosmos empieza pues por una separación y diferenciación de cualidades opuestas: lo caliente y lo frío. 

Todo acontecimiento físico necesita de alguna diferencia que haga posible el paso de un nivel a otro. Algo se calienta o se enfría y cambia con ello de estado. Pero si no hubiera diferencia no podría haber ese paso.

La clave está en esa separación para que empiecen a pasar cosas, para que empiece el mundo. Y esa separación es en el fondo lo que hay que explicar ¿Cómo se producen las diferencias a partir de un entorno homogéneo? ¿De dónde surge ese movimiento espontáneo de separación?

Anaximandro imagina un torbellino que produjo la concentración del frío en centro y del calor en la periferia. La separación se produce a partir de algo previamente existente, algo que es indefinido, infinito, informe : el apeiron.

En cuanto al movimiento en torbellino existía desde siempre, de modo que lo que había en un principio no era un completo desorden sino que ya había una cierta direccionalidad en el movimiento.

Después, la fuerza de giro del torbellino es la que hizo que se rompiera las esfera de calor externa y se formasen los cuerpos celestes. Por qué se produce esto en un momento determinado en el tiempo no queda explicado. Lo que si queda claro es que se produce de un modo meramente mecánico, sin intervención de inteligencia alguna. Piensa Anaximandro además que la destrucción, y antes la generación del universo, se producen ciclicamente, se producen desde tiempo infinito, Hay un ciclo de nacimientos del universo del mismo modo que se producen cíclicamente las estaciones del año.

Si las estaciones del año inspiran los ciclos cósmicos, los vórtices observables, formados por el viento, inspiran la idea del torbellino. En estos vórtices, los elementos más grandes y pesados van quedando en el centro. Del mismo modo, los elementos pesados que forman la Tierra quedaron el centro del torbellino cósmico.

Frente a este modelo, Aristóteles es persistente en su interrogación: ¿cómo pudo formarse espontáneamente el vórtice?

Para leer más sobre este tema; El mundo físico de los griegos, S. Sambursky.

Leo Monfor, Cosmogonía de los griegos. El vórtice de Anaximandro, Ciencia, tecnología, poder y cambio climático, 06/04/2015

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Freud: la geneologia de la moral.

Zombificació.

Nòmades.